viernes, 7 de diciembre de 2012

PANETTONE


Como todos los años por estas fechas esperamos al puente de la constitución y de la Inmaculada para colocar el árbol y el portal de Belén, es una costumbre que hemos heredado de nuestras madres y la seguimos manteniendo.
Y  como el puente ya está aquí, queremos adornar nuestro blog con una receta típica de estas fechas,  “PANETTONE”.  Teníamos muchas  ganas de hacerla porque en casa nos encanta. Después de estar leyendo  y releyendo varias recetas la que más nos ha gustado ha sido esta,  la hemos encontrado en el blog de “Cocinar y Compartir” el resultado, un panettone tierno, esponjoso…riquísimoooo.
Armaros de un poco de paciencia…
La receta consta de 2 partes el polish (Prepararemos el día anterior) es una masa madre y la receta de la masa.


INGREDIENTES

Para el polish
- 250 gr. de harina de fuerza 
- 25 gr. de levadura fresca prensada o 10 gr. de levadura seca de panadería (no vale la levadura tipo Royal)   
- 200 ml. de agua
 
Para la masa
- Todo el polish 
- 500 gr. de harina de fuerza  
- 25 gr. de levadura fresca prensada o 10 gr. de levadura seca de panadería (tampoco vale la tipo Royal)  
- 160 gr. de azúcar  
- 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente  
- Dos huevos y dos yemas a temperatura ambiente  
- 75 ml. de agua  
- 25 ml de ron (nosotros hemos usado Ron miel) 
- Una pizca de sal  
- 225 gr. de pepitas de chocolate.


 
ELABORACIÓN

Polish (Preparamos el día anterior)
En un bol grande mezclamos la levadura con el agua, cuando esté bien disuelta vamos añadiendo poco a poco la harina de fuerza tamizada. Movemos con una cuchara de madera hasta que notemos que ya está bien mezclada y tapamos con un paño de cocina a temperatura ambiente y dejaremos reposar hasta el día siguiente o como mínimo 16 horas. Su volumen habrá aumentado y tendrá el aspecto de una esponja.

Masa Panettone
En la receta original nos dice que en un bol pongamos la harina y hagamos un volcán y vayamos añadiendo poco a poco todos los ingredientes.
Nosotros lo hemos hecho con nuestra batidora, como si de un bizcocho se tratara.
Batimos la mantequilla durante un minuto y poco a poco añadimos el azúcar y la pizca de sal, cuando se haya mezclado bien añadimos de uno en uno los huevos y las yemas. Vamos incorporando la harina a cucharadas, poco a poco, cuando llevemos una parte le añadimos el agua donde hemos disuelto previamente la levadura prensada. Cuando se mezcle todo seguimos añadiendo harina (reservamos un poco para el final) e incorporamos el ron. Terminamos de añadir la harina y mezclamos bien.
A esta masa le incorporamos el polish y mezclamos con una cuchara de madera, cuando veamos que todo está unido, ponemos un poco de harina en una superficie, nos engrasamos las manos con mantequilla y…ahora viene lo mejor…nos remangamos…y…manos a la MASA!
Amasamos hasta conseguir una masa suave, elástica y que se despega de las manos. Hacemos una bola y la dejamos reposar por 30 minutos en un bol tapado con un papel film, hasta que doble su tamaño. Pasado este tiempo volvemos a amasar un poco, ponemos harina al rodillo y extendemos en forma de rectángulo, añadimos las pepitas de chocolate. Volvemos a amasar. Una vez amasada, pesamos la masa y la dividimos en 3 partes iguales y amasamos un poco cada parte dándole forma de bola y depositamos en los moldes cada porción de masa.
Dejamos que la masa leve dentro de los moldes. Tiene que levar hasta que llegue a unos dos centímetros del borde.
Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo. Una vez que han levado, antes de meterlos al horno, les hacemos con mucho cuidado y sin apretar en exceso, un corte en cruz con un cúter y ponemos en el centro un poco de mantequilla que seguirá estando a temperatura ambiente.
Bajamos la temperatura a 180º, en nuestro caso a 160º calor arriba y abajo y la bandeja en la ranura de abajo. Han estado 50 minutos, a los 40 minutos abrimos y pinchamos viendo que todavía no estaban los dejamos 10 minutos más, tuvimos que poner papel de plata por encima porque ya estaban dorados por arriba, y no queríamos que se quemaran. Cuando los sacamos, con mucho cuidado de no quemarnos, por la base los atravesamos con dos palos de brocheta de madera y los dejamos enfriar boca abajo. Nosotros no lo hemos hecho, hicimos el intento y uno de los panettones tuvo un pequeño percance, así que los dejamos enfriar en el molde y encima de la rejilla.


NOTA
- Con esta cantidad de masa nos han salido tres minis panettones. Hemos usado 3 moldes de 13 cm de diámetro por 7 cm de alto.
- Para hacer los moldes de los panettones,  en "así lo hacemos" os enseñamos cómo hacerlo.
- El primer amasado es el más importante. Nos tiene que quedar una  masa elástica y suave, al principio es pegajosa, pero poco a poco nos iremos haciendo con ella, no le añadáis más harina, lo único espolvorear  la encimera con un poco de harina y nuestras manos con mantequilla.
- Es muy importante respetar los tiempos de levado.
- Cuando tengamos la masa colocada en los moldes y alguna pepita de chocolate queda fuera de la masa, es conveniente quitarla para que no se queme en el horno. Tenemos que amasar procurando que las pepitas queden por dentro, ya irán apareciendo según crezca en el horno.

Esperamos que os guste y que la explicacióm la hayáis entendido, al ser tan larga, no queríamos dejarnos nada atrás...
Muchas gracias y que tengáis un buen fin de semana... 


.

.

Eva y José Carlos, somos dos papis intrépidos y autodidactas con ganas de aprender y compartir nuestro trabajo con todas las personas que sepan apreciar lo que hacemos...

&nbsp

Con la tecnología de Blogger.